S'ha produït un error en aquest gadget

dimecres, 10 de març de 2010

Agostera pel món. Entrevista a Noèlia Díaz Vicedo.

Potser hauria de crear una nova carpeta amb el nom de "Agosters pel món", que n'hi ha uns quants.  Així m 'aplicaria a la moda en què han caigut les televisions de disputar-se les identitats dels consumidors televisius- o són clients?, o votants?-. Però Noèlia no parla de la seua identitat com a agostera, que dóna per suposada, sino de la seua identitat com a valenciana  de les comarques del sud (que ja té  mèrit la cosa) i des de Londres, on viu i treballa des de fa uns anys .
Ara no puc badar molt més perquè m'esperen a la faena, però no podia marxar sense penjar l'entrevista  que publica hui el diari Información d'AlacantLes coses clares i el xocolate espés. A vore si anem fent paret per aquelles comarques del sud. Això és una bona pedra.  La gent que vivim fora de la Terreta tenim moltes coses a dir.


ENTREVISTA: NOELIA VICEDO, PROFESORA EN LA UNIVERSIDAD QUEEN MARY

´En el Reino Unido el valenciano tiene una aceptación y cariño especial´

J. M. GRAU ¿Cuántos años lleva en Londres y qué trabajo realiza?
Va para cinco años. Aterricé en enero de 2005 para empezar los estudios de doctorado sobre la poeta catalana Maria-Mercè Marçal. Aquí estoy en el departamento de Estudios Hispánicos de Queen Mary, Universidad de Londres, donde tengo la oportunidad de enseñar catalán, literatura catalana contemporánea y español. Pero en Reino Unido llevo unos años más.


- ¿Cómo se ve en el Reino Unido nuestra lengua autóctona?
Aquí existe un interés general por todo tipo de conocimiento. Nuestra lengua aquí tiene una especial aceptación. No sólo por los alumnos de la universidad, sino en cuanto a materia de investigación. Por ejemplo, algunos de los más importantes investigadores y estudiosos del catalán medieval, de historia de la lengua, o de estudios contemporáneos están aquí. Existe un cariño y sobre todo un interés especial por la riqueza cultural y el desarrollo de la lengua catalana. La Sociedad Anglo-Catalana lleva en pie desde el año 1948.


- Explíquenos a los que siempre tenemos el lío: ¿valenciano y catalán es lo mismo?
Son dos variantes de una misma lengua, independientemente del nombre que le demos. Académicamente el nombre de la lengua es catalán y así se la conoce internacionalmente. Existe la necesidad de consensuar un nombre común. Lo que ocurre es que a unos cuantos políticos les ha interesado utilizar la lengua y el anticatalanismo fácil para ganar votos. Se sorprendería la gente si supiera la cantidad de lectores de catalán del Pais Valencià que están enseñando en universidades en Europa y en EE UU.


- ¿Cree que nuestro gobierno autonómico ha dado un impulso, o todo lo contrario, al valenciano?
El porcentaje de hablantes en valenciano desde que está este gobierno ha bajado. Esto es una prueba de que no hay un interés por potenciar el uso de la lengua. Veo significativo que la consellera de Cultura no hable valenciano. Las oportunidades de usar ambas lenguas no son las mismas. Las actitudes hacia ambas son distintas. Cuando se trata de usar el valenciano en Alacant, por ejemplo, se adopta una actitud agresiva por parte de la gente. Mientras que para la gente que utiliza el castellano por elección se desarrolla cierta actitud de benevolencia. Los jóvenes de nuestro Pais no pueden seguir estudiando su lengua porque ni la conselleria ni la Generalitat en general apoyan una iniciativa tan básica como tener la oportunidad de estudiar en tu propia lengua.


- ¿Qué diría a las familias que prefieren que sus hijos sepan inglés o francés antes que valenciano?
Creo que estas familias están siendo víctimas de una campaña puramente política y contraproducente para sus propios hijos. Rechazar el aprendizaje de cualquier lengua me parece una actitud errónea por parte de los que anteponen la importancia de una lengua sobre otra.

2 comentaris:

pelaet ha dit...

Es una vergonya que tanta gent vàlida haja d'anar-se'n fora per a què la reconeguen....Vals molt Noèlia!!!

Felip ha dit...

Es pot dir més alt, però no més clar.